Temas de sexualidad

Loading...

jueves, 18 de marzo de 2010

Tuve sexo con mi profesor de la Universidad

Soy estudiante de administración de empresas, desde que ingrese a la facultad me gustaba mucho un profesor, él en ese momento tendría unos 30 años mas o menos, soltero pero con novia, por más que le hechaba un ojo, no se daba cuenta o no quería darse cuenta, su novia es alta, delgada pero fea, nada que ver conmigo, yo soy baja de estatura, y bueno con muchas curvas, pero sin llegar a estar godita, y claro guapa.

Hasta que por fin tuve la ocasión de acercarme a él un poco más en el aniversario de la facultad y se hizo un baile en un bar de Quito. Edison mi profesor favorito fue solo, eso era lo más sorprendente, estuvo con algunos de mis compañeros platicando, hasta que luego algunos se fueron a bailar, yo me acerque y ahí estuvimos platicando, hasta que Judith una de mis compañeras que también le hechaba ojo se lo llevo a bailar, y ahí me di cuenta que esa noche sería mi oportunidad y no podía desperdiciarla, cuando dejaron de bailar, él se acerco a la barra donde yo estaba tomando un cerveza, y como que no queriendo me acerque a él, y le pregunte que tal estaba pasando, me dijo que muy bien, y me invito otra cerveza, y se la acepte, estuvimos platicando un buen tiempo, y me invito a bailar, bailamos toda la noche, todos mis compañeros sabían que me gustaba mucho ese profesor y estaban sorprendidos por que él siempre se mostró muy serio en la facultad, yo estaba en la luna.

Cuando se termino el baile, se ofreció a llevarme a mi casa, y pues claro que acepte, no podía dejar pasar la oportunidad y la noche se estaba acabando, cuando llegamos a mi casa, el muy caballeroso se bajo del coche y me abrió la puerta, me llevó hasta la puerta de mi casa y ahí se despidió, yo estaba temblando, no sabia que hacer y las ideas se me iban de la cabeza, le tome de la mano y lo bese en los labios, él se aparto, pero luego poco a poco se me fue acercando y me dio un beso tan rico, fue muy tierno, yo sentía derretirme en sus brazos, que me rodean por la cintura, luego me fue besando el cuello, y yo cada vez me plantaba más en la luna, hasta que se detuvo, me miro a los ojos y sin decir nada se fue, yo me quede helada, estaba en el limbo y luego me deja en el polo norte, a la mañana siguiente que era sábado, y como a eso de las 11 de la mañana, entro mi madre para decirme que tenia una llamada, y era de él, quería hablar conmigo, me cito en un café por la tarde, y ahí estuve, el estaba muy serio, y me pidió una disculpa por lo que había pasado, que eran las cervezas que lo había puesto así, y que ese día había terminado con su novia, y para colmo que yo era muy guapa, yo me sentí peor, le dije que no había problema ya que él a mi me gustaba pero que nada más que eso solo había sido el momento, y era la verdad me gustaba y poco mas, pero ese de quererme enrollar con él para nada.

El lunes en clases mis compañeros estaba con el chisme más grande del mundo que según ellos yo era su novia, pero bueno se los aclare. Pasaron dos meses y íbamos a entrar en exámenes semestrales, a la clase de Rodrigo yo no entre desde ese hecho y en los exámenes no fue nada bien, varias veces nos topamos por los pasillos y nos quedábamos mirando, cada día que pasaba me gustaba mas, y no soportaba verlo platicar con otras de mis compañeras o con las mismas profesoras, una tarde antes de que él se fuera me acerque para decirle que tenía dudas en algunos temas, si podía aclararlos, me justifique del hecho por el cual no había podido asistir a su materia, y pareció no interesarle, pero estaba dispuesto a ayudarme, el ultimo viernes me fui mas provocativa que nunca, me puse una minifalta, con unas botas altas, y una blusa muy ajustadita y un poncho, pero en el salón me lo quite, la blusa aparte estaba escotada, el mientras explicaba la clase vi como me veía las piernas y en una de esas me acerquea su escritorio, puse mis dos brazos en el escritorio y me incline, para que se me vieran las tetas, el empezó a sudar y a ponerse rojo, estaba muy excitado por lo que vi cuando se levanto, pero deje de provocarle, con eso tenia para que pensara en mi todo el fin de semana.

El lunes teníamos examen, y yo estaba segura que iba a reprobarlo, todos mis compañeros estaba respondiendo el examen y yo casi en blanco lo que sabia pues bien, pero lo demás lo deje en blanco, se fue terminando el tiempo y yo me estaba quedando sola en el salón, hasta que al final fui la ultima Edison estaba sentado sobre el escritorio observándome- si no sabes mas Fabiola entrega el examen- me dijo – no no- esperame un momentito, – si no sabes nada, por mas que espere no sabrás- en fin le dije, me levante y se lo entregue, me fui a la puerta y no se que me paso, que la cerré con seguro, y volvi hacia el, el estaba sonriendo – que pasa, que haces- quiero aprobar Edison, y no me refiero a la materia- fui poco a poco acercándomele, y cuando lo tuve cerquita, rápido le puse mi mano en su verga, ya la tenia grande, se la acaricie un buen rato, mientras nos besábamos, el no quería en un principio, pero mis labios no lo dejaron decir palabra, bese su cuello y sus orejas, sus respiración se volvieron mas agitadas, sus manos masculinas me recorrían todas mis piernas, las metió debajo de mi falda y acario mis nalgas luego las paso por debajo de mi tanga, yo mientras le mordía sus labios, sentía su aliento fresco, sus brazos recorriendome la cintura, los dos queríamos todo en ese momento, me baje y le baje la cremallera, saque su verga y se la comencé a besar por todos lados, tenia un sabor exquisito, me la metí a la boca y vi como el ponía sus ojos en blanco, la saboree un tiempo y luego el me tomo de los brazos y me puso recargada sobre el escritorio empezó a besarme nalgas, hacer círculos con su lengua, luego me beso el ano, eso fue brutalmente hermoso, y con su mano a meterme los dedos y ponerme mas caliente y mojadita, yo estaba jadeando de placer me empecé a mover y a darme golpecitos con el escritorio, yo estaba a punto de venirme, cuando me penetro por detrás, lance un gemido ahogado, para que no me escucharan y Edison hacia lo mismo, el me empezó a mover hacia delante y hacia atrás, me tenía tomada de la cintura, yo sentía como sus huevitos pegaban en mi clítoris, el escritorio empezó a moverse, mientras mi Edison empezó a dar suaves nalgadas, luego me estiro el cabello, estábamos los dos tan excitados, que hubo un momento en el que yo no podía contener mis gemidos, y empecé a lamer sus manos, cada uno de sus dedos, hasta que el empezó a moverse cada ves mas rápido a meterme y sacarme la verga con más rápidos y mas fuertes, yo me movia también a su ritmo y fue cuando por fin los dos terminamos rico, yo no quería que me saque la verga rica q sentía, quería mantener su miembro dentro de mi, rápido nos arreglamos las ropas y nos abrazamos, nos estuvimos besando un largo rato, que casi creo que se la puse dura de nuevo, pero unos golpes en la puerta nos interrumpieron.

El abrió la puerta y era su ex Julieta, ella se le quedo mirando con unos ojos de inquisidora y luego me miro – profe y cree usted que pase el examen- le dije, – si sigues haciendo los ejercicios como el de hoy vas a mejorar, por el momento el examen no dudo que lo apruebes- me respondió, le di una sonrisa calida y luego comencé a caminar hacia la puerta, me pare al lado de Julieta y me sonreí como queriéndole decir con la miradita lo que había pasado dentro del salón antes de que ella llegara, me fui tan feliz, después los vi de la facultad ella iba enojadísima y el detrás de ella, eso me dio una pena por él, pero lo mejor estaba por venir ese día por la noche, Edison me llamó para quedar conmigo, salimos todo ese fin de semana nos fuimos a Iabarras una ciudad que esta cerca de Quito, para que no nos vieran.

Hacer el amor con él fue una de mis más bellas experiencias, no es como los demás chicos que he conocido y eso que no es tan mayor, pero tiene una manera de ser, que a cualquiera volvería loca, desde entonces tengo siempre calificaciones sobresalientes, y no es por esa clase de ejercicios, aunque los seguimos practicando esporádicamente, si no mas bien es sentirme incentivada al saber que él me hará el amor cada vez más rico si yo tengo buenas calificaciones.

Es una lástima que haya vuelto con Julieta, pero las noches de los fines de semana donde descarga toda su pasion y ternura conmigo ya que terminamos teniendo sexo por teléfono y es sentirlo cerca y lo que es mejor me hace terminar muy rico.

7 comentarios:

Sex Shop dijo...

Muy buenoo!!

Sex Shop dijo...

Muy buenooooooo!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Lastima que solo seas la zorra que utiliza, y Julieta su Novia que ama

Anónimo dijo...

Lastima que solo seas la zorra que utiliza a escondidas y Julieta su novia a la que ama!

Anónimo dijo...

Lastima que tu seas una dolida o dolido que px eso la llamas zorra o pxq ati nunca te an cojido

Anónimo dijo...

PUTITA

Vi Chales dijo...

Felicidades eres una chica que sabe lo que quiere

Blogger Template | SimplyOrange

Historias reales que pasa cerca de ti, en lugares menos indicados, relatos erótikos de personas con deseos de amar y con el deseo de que tú participes. Comparte con todos nosotros tus experiencias exitantes y envíanos a nuestros mail: historiaserotikas@gmail.com (lugar, sexo, edad).
Loading...
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.